Patología y Certificación Energética (2/4): Certificación de eficiencia energética de edificios

Seguimos con la segunda parte de la charla “Certificación de eficiencia energética en edificios y lesiones asociadas”. En esta segunda parte se comenta el por qué certificar, en qué consiste, y algunas cuestiones más. Parte de la información también se trató en esta entrada.

Patología y certificación de eficiencia energética en edificio
Patología y certificación de eficiencia energética en edificio

(viene de entrada previa)

2 Certificación de eficiencia energética de edificios

La pregunta básica que podemos hacernos es “¿por qué tengo que certificar mi casa?” y la respuesta más breve y contundente “porque lo dice la ley”.
Y la verdad es que es así, estamos obligados por ley a certificar nuestros edificios. Como España forma parte de la Unidad Europea nuestra normativa viene de Europa. ¿Y por qué hace esto Europa? Porque el futuro de la humanidad depende de que podamos vivir de manera sostenible en nuestro planeta. Y ello implica entre otras cosas gastar poca energía, usarla de forma eficiente, y generar pocos o ningún residuo ni gas de efecto invernadero como el CO2.
Hay varias directivas europeas. Las más importantes para nuestro caso son la Directiva 2002/91/UE y la 2010/31/UE. La primera obligaba a certificar a los edificios de nueva construcción. Y la segunda a los ya construidos que se fueran a vender o alquilar. El propósito era acercar la eficiencia de los edificios a los usuarios. Para informar y fomentar la competencia. También se daban datos claros:
  • Los edificios en Europa consumen el 40% por ciento de la energía consumida. Solemos pensar en coches y la industria como fuentes de contaminación y gasto energético. Pero la verdad es que los edificios consumen bastante energía. Esta energía incluye todo el proceso de vida de un edificio: la fabricación de materiales, la construcción, el uso y mantenimiento del edificio y por último su demolición y reciclaje.
  • La política 20-20-20. Para el año 2020 se exige que se reduzca un 20% los gases de efecto invernadero; se reduzca un 20% el consumo de energía; y se aumente un 20% el uso de energía primaria de fuentes renovables. Además todos los edificios nuevos a partir del 2020 deben de ser de consumo “casi nulo”. Esta exigencia para los edificios de la administración se adelanta a 2018.
La normativa Europea se debe trasponer a nuestra normativa nacional. España se estructura en autonomías y en este caso la trasposición llega a la normativa local de cada autonomía donde se regula el REGISTRO. De forma breve:
Transposición de directivas europeas a normativa nacional.
Transposición de directivas europeas a normativa nacional.

¿De dónde sale la letra de la calificación energética?

La verdad es que es una pregunta interesante. La letra de la calificación energética existe porque es necesario comparar unos edificios con otros. Pero está el problema de cómo agrupar a los edificios. que a priori son todos tan distintos unos de otros. Una agrupación básica es separar los edificios de viviendas de los edificios de otros usos. El motivo es que al final la gente usa las casas de manera muy similar. Y los otros usos son muy variables.
La letra sale de hacer una estimación de cómo serían los edificios aplicando la normativa del año 2007. El Código Técnico de la Edificación. A partir de esos datos mediante procedimientos matemáticos se saca una curva estándar. Y luego se hace esa curva trocitos para que cada letra tenga unas características determinadas por Europa. Por ejemplo: deben haber pocas A, pero tiene que ser posible tener una A en cada clima de España; debe ser asequible pasar de una letra a otra superior, etc. Además hay dos curvas. Una curva para edificios nuevos, y una curva para edificios ya construidos.
La letra de la calificación de eficiencia energética en edificios.
La letra de la calificación de eficiencia energética en edificios.

 

¿Qué analiza la calificación de eficiencia energética de los edificios?

Primero de todo se debe tener en cuenta que hay dos vías para analizar edificios: edificios de viviendas, o edificios de otros usos. Como ya hemos dicho, al final las viviendas se usan más o menos de forma parecida. Y por ello se agrupan todas juntas y tienen un análisis algo más sencillo.

También hay que tener en cuenta que las condiciones de confort están normalizadas. Y la eficiencia energética se analiza en función de esos parámetros. Esto quiere decir que si a nosotros nos gusta la casa muy frío o muy caliente los cálculos no se tienen en cuenta. Pero fijando unas condiciones en las que la mayoría de gente se encuentra en su zona de confort es la única manera de poder comparar los casos.

El cálculo de la calificación energética tiene en cuenta varias cosas:
  • El clima donde se encuentra el edificio. Por ejemplo si es un clima frío o cálido. Una casa que funcione muy bien en Vigo seguramente no funciona tan bién en Torrevieja o Murcia.
  • El lugar donde está construido.  Por ejemplo si recibe mucho sol o está a la sombra. Un edificio en una zona muy cálida pero que esté a la sombra no necesitará tanto aire acondicionado.
  • La ventilación. Si el aire del interior se nos escapa al exterior. Si hay mucha ventilación deberemos estar constantemente calentando o enfriando el aire. Pero poca ventilación puede ser insalubre.
  • La piel del edificio. Es decir, si tiene un buen aislamiento térmico. Muy relacionada con la demanda. Si tenemos un buen aislamiento seguramente no gastemos tanta energía en calentar o enfriar la casa.
  • Las instalaciones. Si son apropiadas y eficientes para que dicho edificio tenga unas condiciones de confort. Debemos tener en cuenta que por ley hay que hacer el cálculo con instalaciones por defecto. Esto es, la ley no se fía que en un clima cálido no vayas a refrigerar en verano. No vale no poner en el cálculo que no has puesto un aire acondicionado en tu casa. Porque tarde o temprano lo pondrás. Y tu cálculo no será correcto.
  • El tipo de energía usado. Siempre es mejor que la energía necesaria provenga de fuentes renovables. También hay fuentes de energía que contaminan menos que otras.

¿Qué tipos de certificados existen?

Para obra nueva tenemos dos certificados:

  • Certificado de proyecto: se realiza durante el proyecto. Y en teoría cuando acabe la obra la letra de este certificado será la del edificio.
  • Certificado de edificio terminado: desde que se empieza el proyecto, hasta que se acaba de construir el edificio suelen haber cambios. Así pues se exige este certificado. La letra de este certificado es la que se asigna al edificio.

Para los edificios existentes:

  • Certificado de edificio existente: es el que se hace para vender o alquilar la casa. O también si tienes curiosidad en saber cómo se comporta tu casa desde el punto de vista de la energía. Sirve también para estudiar posibles mejoras energéticas.
Las letras que podemos esperar son:
Tipos de certificado de eficiencia energética de edificios y letra asociada.
Tipos de certificado de eficiencia energética de edificios y letra asociada.

¿Qué programas informáticos podemos usar?

Pues a día de hoy hay un poco de barullo legal. Estamos en época de transición.  Todos los cálculos se hacen con programas informáticos. Pero la normativa se ha actualizado solo en parte. Así pues hay partes de la normativa más avanzadas que otras.

¿Recordáis cuando hablé en la pasada entrada de demanda y consumo? Pues esta parte de la normativa sí se ha actualizado en el año 2014. Y corresponden al DB-HE1 y DB-HE0 respectivamente. Y a día de hoy solo es posible calcularlo con la programa informático herramienta unificada LIDER+CALENER.

Herramienta unificada LIDER+CALENER
Herramienta unificada LIDER+CALENER

Pero por otro lado tenemos que calcular la calificación energética de los edificios. Dentro de los cálculos que hacen los programas informáticos se tiene en cuenta la demanda y el consumo. Pero la ley para calcular la calificación no se ha actualizado. Por tanto se sigue calculando con los programas de siempre que usan datos que todavía no se han actualizado. Aquí pongo una tabla resumen que mandó el Ministerio de Fomento para informar:

Programas para calcular la certificación de eficiencia energética de edificios.
Programas para calcular la certificación de eficiencia energética de edificios.

Continuará…