HOME STAGING

El Home Staging consiste en preparar un inmueble para facilitar su comercialización en el mercado inmobiliario, ya sea de alquiler o de compraventa. Su objetivo es mejorar la presentación de la vivienda, a fin de hacerla más atractiva para compradores e inquilinos potenciales.

Se busca aumentar las posibilidades de venderla o alquilarla en el menor tiempo posible y a un mejor precio para el propietario. Por tanto es una forma de distinguirse del resto del mercado inmobiliario.

El Home Staging no sólo se basa en decorar, iluminar y distribuir mejor la vivienda. También repara los defectos que puedan disuadir a posible clientes: instalaciones obsoletas, mobiliario antiguo, olores desagradables… Es decir, el objetivo primario no es embellecer la vivienda. Es la diferencia entre el Home Staging y el interiorismo.

Los principales criterios de actuación:

  • Mejora de la iluminación de los espacios.
  • Mejora de la distribución.
  • Mejora de la circulación.
  • Modernización de la decoración y mobiliario.
  • Despersonalización de los espacios.
  • Reparación de defectos.

En función de la vivienda o del deseo del propietario se aplicarán unos u otros.